Aprender fotografía de fuentes incorrectas

02/06/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy 268

Siempre he sido un defensor de la formación de calidad. Está muy bien ser autodidacta pero el problema de serlo es que no se tiene un aprendizaje estructurado, simplemente porque se desconoce qué hay que aprender y en qué orden (algo muy importante) por lo que se tardará mucho más en llegar a aprender las bases y ya no digamos las partes avanzadas de la fotografía.

La formación de calidad

Por ello, siempre he aconsejado que se intente seguir una formación vertebrada, esto es con una secuencia de enseñanza lógica. Este punto es muy importante porque el saltarse pasos, ya no en la fotografía sino en cualquier materia en general, redunda en una falta de conocimientos que hará que nuestro trabajo no tenga la calidad que podría tener. Una frase que digo siempre es “invierte menos en material y más en conocimiento”. Al fin y al cabo, con el tiempo te vas dando cuenta de que la cámara es lo de menos, lo que cuenta es la idea y el conocimiento adquirido.

Aprender fotografía de fuentes incorrectas

El profesor

Cuando a un profesor le apasiona enseñar, se nota. Se entrega completamente a su tarea y aunque se pase la hora él seguiría sin problemas en pos de formar a sus alumnos. Esto es muy importante ya que hay muchos docentes (incluso fotógrafos profesionales de gran renombre) que se han decantado por la docencia por un simple tema económico. La fotografía, por desgracia, no da dinero hoy en día, sobretodo la documental, de calle y los proyectos propios personales por lo que con algo se han de conseguir ingresos. Pensad esto: si tanto se ganara con la fotografía, no se decantarían por la docencia teniendo tanto renombre. Por lo tanto, mi consejo es desconfiar de grandes nombres si no tienen un recorrido dentro de la docencia. 

Obviamente hay excepciones, como en todo, pero mi propia experiencia me ha enseñado que se pueden contar con los dedos de las manos los que son grandes fotógrafos y, a la vez, grandes docentes. He vivido situaciones kafkianas como docentes de este tipo que incluso demostraban un fastidio extremo a la hora de enseñar.

En cambio, hay muy buenos docentes que no son grandes nombres de la fotografía pero tienen una formación muy sólida ya sea en arte, en fotografía o en las dos cosas a la vez y su trayectoria formando les avala. Mi consejo es que investiguéis qué enseñan, cuánto tiempo llevan enseñando y los comentarios que les dejan los antiguos alumnos (aunque esto es muy subjetivo porque también depende del nivel del alumno) y después actuéis en consecuencia.

Aprender fotografía de fuentes incorrectas


Cuidado con los youtubers 

Hace unas semanas, vi que un youtuber especializado en viajes había abierto un canal de fotografía. En pocos días, llegó a más de 70.000 seguidores ya que al anunciarlo en su canal principal muchos seguidores interesados en la fotografía se suscribieron a su canal. Me picó la curiosidad y entré en uno de sus vídeos. Al poco, no daba crédito a lo que oía. No sólo no tenía ni idea sino que los consejos que daba iban en contra de todo lo que yo he ido aprendiendo a lo largo de muchos años de formación reglada y de impartir docencia. Era tan absurdo que me horroricé ya que muchos de sus seguidores son aficionados y le felicitaban dándole las gracias por sus consejos. Consejos que no sólo no sirven para nada sino que ¡pueden incluso estropear su creatividad!
Hay que tener muy claro que YouTube es como el “fast food” del conocimiento, se entra en él para aprender algo en concreto y si se puede aprender algo en 20 minutos mejor que en 10 y si se es en 2 mejor que en 5. Un total despropósito.

Además, en YouTube abundan lo que yo denomino “tecnógrafos” más interesados en la técnica que en la fotografía y la creatividad. Son esos que te dicen “si haces esto así y esto asá las fotos te saldrán exactamente igual que las mías” o “si procesas así y procesas asá tu procesado será igual que el mío”. La consecuencia de esto es que se convierten en máquinas de crear clones y los clones jamás tendrán estilo propio. Además, muchos de ellos son “tramposos” anunciando que te enseñarán algo gratis y lo que te enseñan es un mínimo, para que después les contrates un curso de este tipo. Algo que me parece más un sistema de ganar dinero basado en el ego del alumno (“harás fotos chulas como las mías y tendrás muchos likes”) que un ánimo genuino de enseñar y transmitir conocimientos.

Debéis tener en cuenta que un estilo propio consta de tres partes: una manera propia de ver, una manera propia de disparar y una manera propia de procesar. Si se tiene una manera de ver pero no de disparar y de procesar, jamás se tendrá un estilo propio.

Por ello, os aconsejo que os forméis con gente que os de una estructura de temario vertebrada y que os esforcéis en aprender. Os aseguro que lo agradeceréis y que vuestras fotos mejorarán, porque mejorará vuestra cultura visual y empezaréis a pensar mucho más qué transmitir y cómo hacerlo.

Artículos relacionados

Ópticas fijas o zooms

26/08/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

{foto3} Introducción Como siempre digo, el contenido de este artículo es una opinión muy personal sobre este  tema así que puede que mis consejo...

Leer más
Ópticas fijas o zooms

Cómo empezar un proyecto fotográfico

19/04/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

Posiblemente hayas entrado en el mundo de la fotografía comprando una cámara digital y haciendo fotos con tus amigos, por tu ciudad, por el campo (fot...

Leer más
Cómo empezar un proyecto fotográfico