Cómo empezar un proyecto fotográfico

19/04/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy 300

Posiblemente hayas entrado en el mundo de la fotografía comprando una cámara digital y haciendo fotos con tus amigos, por tu ciudad, por el campo (fotografiando paisajes) o cualquier otra modalidad que te atraiga. No obstante, estas maneras de tomar fotografías tienen todas dos elementos en común. 

El primero es que no se piensa, no existe una idea primigenia sobre la cual desarrollar después la fotografía sino que se sale “sin rumbo fijo” y se fotografía aquello que nos atrae visualmente. Dicho de otra manera, sólo tomamos la foto cuando vemos algo que nos atrae estéticamente, cuando vemos algo “bonito” pero ¿es una foto bonita una foto “buena”?

El segundo es que no se elige un tipo de fotografía sino que se tiende a hacer de todo: ahora un macro, ahora un paisaje, ahora un retrato, ahora un robado o lo que sea.

Proyecto Blue Bucarest Proyecto Blue Bucarest

Las compras compulsivas

Y entonces viene la compra compulsiva de material: “me compraré un 14-24mm, un 24-70mm y un 70-200mm y así podré hacer de todo”. Y aquí es cuando entra lo que yo llamo la paradoja del móvil. En muchos móviles, sólo tenemos uno o dos objetivos y con eso lo hacemos todo y, en cambio, nos compramos una cámara de objetivos intercambiables y debemos de abarcar todas las focales posibles para hacer el máximo de cosas posibles. ¿Te has preguntado el por qué de esta actitud? Te invito a que lo medites.

Pero llegará un momento en que si te tomas la fotografía en serio, aunque seas un aficionado, tus fotos te parecerán insulsas, repetitivas y verás que no habrá nada en ellas que no se encuentre en cientos o incluso miles de fotos que pululan por internet. Te darás cuenta de que no tienes estilo propio y, lo más importante, tus fotos no tienen mensaje alguno más allá del estético.

Proyecto Belgorod Proyecto Belgorod

¿Qué es para ti la fotografía?

En mis talleres empiezo preguntando siempre “¿Ante todo, qué es para ti la fotografía?”. Unos contestan que es luz, otros que es capturar un momento, otros un recuerdo y todo ello es válido, pero nadie en todos estos años dando talleres me ha contestado que para él es una idea o una reflexión. Y eso es lo más importante ya que sin una idea o reflexión previa no puede existir una buena fotografía. Es más, me atrevería a decir que esa idea o reflexión también tiene que ser la mejor posible dentro de las posibilidades de cada uno.

Entonces, si empiezas a investigar o a formarte irás viendo que es muy difícil que una sola foto cuente algo. Obviamente, es posible que sí lo haga pero es como si te tocase la lotería: sabes que siempre toca a alguien pero posiblemente no conozcas a nadie al que le haya tocado. Por eso, hasta los más grandes hacen proyectos y ese proyecto puede ser de CUALQUIER TIPO: documental, emocional, callejero, paisajes (sí, paisajes, has leído bien), etc. pero prácticamente todos realizan proyectos.

Proyecto Devoción Proyecto Devoción

Pero ¿qué es un proyecto fotográfico?

Básicamente, un proyecto fotográfico es la representación de una idea o concepto a través de imágenes fotográficas. Para que el proyecto sea interesante la idea lo debe ser por lo que es un buen punto de partida el pensar muy bien qué quieres contar y cómo. ¿Qué te preocupa?, ¿qué te interesa?, ¿qué te gusta? Todas estas preguntas pueden ayudarte a empezar a definir un proyecto fotográfico.

Proyecto Circo Histórico Raluy Proyecto Circo Histórico Raluy

La cultura y el aprendizaje son básicos

Un error común de los que empiezan con la fotografía es formarse sólo en cómo disparar y en composición, aprendiendo unas falsas reglas que, además, encorsetarán su visión y les impedirán avanzar artísticamente. Está claro que hay que saber disparar ya que el saber usar la herramienta (en esta caso la cámara) es básico así como aprender composición con un docente que enseñe correctamente y, sobretodo,  no nos hable NUNCA de reglas y menos de que las reglas hay que aprenderlas para romperlas cuando nos interese (un desastre por partida doble).

Por tanto, no te centres sólo en aprender a disparar, lee todo tipo de libros (novela, ensayo, de arte, de filosofía, de conceptualización, etc), empápate de otras modalidades artísticas (buena música, buen cine, teatro) y, sobretodo, mira hacia dentro más que hacia fuera para descubrir cómo eres realmente y conocerte lo mejor posible. De esta manera, seguro que la idea para un proyecto fotográfico tendrá un peso específico importante y, al centrar el tiro, tus fotos mejorarán.

Por último pero no menos importante SÉ PACIENTE. Roma no se construyó en un día así que no esperes tener fotos “buenas” al cabo de un año de empezar a fotografiar y mucho menos un proyecto. En la fotografía, la paciencia y la experiencia son las claves del éxito y ninguna de las dos se obtiene con prisas.

Artículos relacionados

Aprender fotografía de fuentes incorrectas

02/06/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

Siempre he sido un defensor de la formación de calidad. Está muy bien ser autodidacta pero el problema de serlo es que no se tiene un aprendizaje estr...

Leer más
Aprender fotografía de fuentes incorrectas

El fotógrafo híbrido

22/03/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

La aparición de la fotografía digital dejó muy maltrecha a la fotografía analógica de toda la vida hasta el punto de que hace unos años era incluso di...

Leer más
El fotógrafo híbrido