El retrato permitido

20/07/2020 Carlos PermuyCarlos Permuy 146
  • El retrato permitido
  • El retrato permitido

Existen dos miedos primordiales a la hora de hacer un retrato a gente por la calle, ya sea en nuestra ciudad o estando viaje. El primero es que se van a negar e, incluso, nos lo dirán de mala manera. El segundo es que si acceden, no sabremos ejercer de "directores" y el retrato parecerá una foto cualquiera.

Abordando el problema

Uno de los ejercicios que siempre pongo a mis alumnos es parar a un extraño por la calle, que veamos que es fotogénico o bien tenga alguna singularidad en su manera de vestir o de ser, y le pidamos poder hacerle un retrato. Obviamente, los alumnos siempre me preguntan qué han de decirle y mi respuesta es siempre la misma "la verdad". Si queremos hacer un retrato a alguien a escondidas (un robado) no hay nada peor que acercarse a esa persona de manera insegura ya que pareceremos sospechos de querer hacer algo malo. En cambio, si les abordamos educadamente y se lo pedimos, prácticamente nunca dicen que no. Se les puede decir, por ejemplo, "estoy asistiendo a un taller de fotografía y me han pedido que fotografíe a un desconocido que me parezca fotogénico y creo que usted lo es ¿le importaría que le tomara una foto?"
Hasta ahora, nadie se ha negado a que le tome una foto cuando se lo he pedido y os aseguro que llevo unos cuantos años haciéndolo.

Dirigiendo a la persona fotografiada

No obstante, el que accedan a que les tomemos un retrato es sólo resolver el primero de los problemas. El segundo es saberlos dirigir. Lo normal es que miren a la cámara con una sonrisa de oreja a oreja, como si estuvieran en un cumpleaños y un amigo les tomara una foto. Es totalmente normal ya que al no ser modelos profesionales no sabrán posar, por ello debemos pensar rápido y pedirles cómo queremos que posen. Si no queremos la típica sonrisa podemos decirles "mira al objetivo y ponte serio" o también podemos decirles "mira al objetivo y no sonrías tanto, sólo un poco". También podemos pedirles que miren a otro lado, claro, pero entonces debemos ir con cuidado que no quede a la vista mucha esclerótica (la parte blanca del ojo) porque la foto no transmitirá tanto. Si no se tiene experiencia guiando a modelos lo mejor es no complicarse y pedirle que mire al objetivo o detrás de ti de manera distraída.

Etiquetas

Artículos relacionados

Cómo empezar un proyecto fotográfico

19/04/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

Posiblemente hayas entrado en el mundo de la fotografía comprando una cámara digital y haciendo fotos con tus amigos, por tu ciudad, por el campo (fot...

Leer más
Cómo empezar un proyecto fotográfico

El fotógrafo híbrido

22/03/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

La aparición de la fotografía digital dejó muy maltrecha a la fotografía analógica de toda la vida hasta el punto de que hace unos años era incluso di...

Leer más
El fotógrafo híbrido