El retrato permitido

20/07/2020 Carlos PermuyCarlos Permuy 103
  • El retrato permitido
  • El retrato permitido

Existen dos miedos primordiales a la hora de hacer un retrato a gente por la calle, ya sea en nuestra ciudad o estando viaje. El primero es que se van a negar e, incluso, nos lo dirán de mala manera. El segundo es que si acceden, no sabremos ejercer de "directores" y el retrato parecerá una foto cualquiera.

Abordando el problema

Uno de los ejercicios que siempre pongo a mis alumnos es parar a un extraño por la calle, que veamos que es fotogénico o bien tenga alguna singularidad en su manera de vestir o de ser, y le pidamos poder hacerle un retrato. Obviamente, los alumnos siempre me preguntan qué han de decirle y mi respuesta es siempre la misma "la verdad". Si queremos hacer un retrato a alguien a escondidas (un robado) no hay nada peor que acercarse a esa persona de manera insegura ya que pareceremos sospechos de querer hacer algo malo. En cambio, si les abordamos educadamente y se lo pedimos, prácticamente nunca dicen que no. Se les puede decir, por ejemplo, "estoy asistiendo a un taller de fotografía y me han pedido que fotografíe a un desconocido que me parezca fotogénico y creo que usted lo es ¿le importaría que le tomara una foto?"
Hasta ahora, nadie se ha negado a que le tome una foto cuando se lo he pedido y os aseguro que llevo unos cuantos años haciéndolo.

Dirigiendo a la persona fotografiada

No obstante, el que accedan a que les tomemos un retrato es sólo resolver el primero de los problemas. El segundo es saberlos dirigir. Lo normal es que miren a la cámara con una sonrisa de oreja a oreja, como si estuvieran en un cumpleaños y un amigo les tomara una foto. Es totalmente normal ya que al no ser modelos profesionales no sabrán posar, por ello debemos pensar rápido y pedirles cómo queremos que posen. Si no queremos la típica sonrisa podemos decirles "mira al objetivo y ponte serio" o también podemos decirles "mira al objetivo y no sonrías tanto, sólo un poco". También podemos pedirles que miren a otro lado, claro, pero entonces debemos ir con cuidado que no quede a la vista mucha esclerótica (la parte blanca del ojo) porque la foto no transmitirá tanto. Si no se tiene experiencia guiando a modelos lo mejor es no complicarse y pedirle que mire al objetivo o detrás de ti de manera distraída.

Etiquetas

Artículos relacionados

Cómo leer fotografías y proyectos fotográficos

02/12/2020 Carlos PermuyCarlos Permuy

Cuando empecé a adentrarme en serio en el mundo de los proyectos fotográficos, un buen amigo mío fotógrafo con una dilatada experiencia me hizo un com...

Leer más
Cómo leer fotografías y proyectos fotográficos

El objetivo equivalente a la visión humana

24/09/2020 Carlos PermuyCarlos Permuy

No es ninguna novedad que los objetivos fotográficos siguen fielmente el mecanismo de un ojo humano ya que en ellos encontramos un cristal delantero (...

Leer más
El objetivo equivalente a la visión humana