Qué cámara me compro

17/08/2020 Carlos PermuyCarlos Permuy 396

Aviso a navegantes

Ante todo,  estas son mis ideas personales sobre las cámaras de fotos y explico lo que me funciona a mí, que no tiene por qué ser válido para ti. Incluso puedes pensar diametralmente lo contrario a lo que opino yo y no pasará nada, tu opinión será tan válida como la mía. Como digo siempre, yo hablo de "mi libro" entendiéndose como tal lo que a mí me funciona fotográficamente y siempre desde un punto de vista de fotografía más creativa. 

La Rolleiflex de Robert Doisneau La Rolleiflex de Robert Doisneau

¿Qué cámara me compro?

Dicho esto, si me preguntaras sobre qué cámara te tienes que comprar, mi respuesta sería muy sencilla: la que quieras. Da igual los megapíxeles que tenga, los puntos de enfoque, la rapidez en enfocar, en medir la luz... todo eso es poco importante. Lo que sí importa (y eso lo has de tener claro) eres tú y tu manera de ver, no la cámara que lleves. Para demostrarte lo que digo tenemos que remontarnos al siglo pasado cuando se fundó la agencia Magnum. Las cámaras que usaban en aquel entonces los fotógrafos eran verdaderas carracas. Enfocar con ellas era un trabajo de chinos, veías fatal por el visor, el carrete a veces no se movía y pensaban que habían disparado todas las fotos y después aparecía vacío. En fin, un suplicio. Y en cambio, algunas de las fotografías más maravillosas de la historia fueron tomadas por esos fotógrafos... con esas cámaras. Fíjate en la foto que encabeza el artículo, es la Leica I de Henri Cartier-Bresson, apodado el Ojo del Siglo y uno de los mayores fotógrafos de todos los tiempos y, sin embargo, mirad qué cámara usaba en sus primeros años y comparadla con una moderna.

La Minolta SRT-101 de W. Eugene Smith La Minolta SRT-101 de W. Eugene Smith

¿Fabricas fotos o fabricas cámaras?

Siempre digo que a mí me gusta hablar de fotografía porque hago fotos, si fabricase cámaras hablaría de cámaras porque lo que me interesaría es que me las comprarais. Fijaos que hoy en día se habla muy poco de fotografía y mucho de cámaras y eso es porque lo que interesa no es ya tanto que hagas fotos, sino que compres siempre el último modelo de cámara... y no es en absoluto necesario. Eso se puede ver claro en las redes sociales y en los foros de internet donde se habla mucho de cámaras y objetivos y muy poco de fotografía, cuando debería de ser al revés.

Como ejemplo te diré que cada mes de diciembre hago una serie de fotografías con cámaras que tienen más de 40 años y con carrete y las fotos salen, solo que tienes que saber exponer correctamente porque aquí no tienes quince pasos de rango dinámico que te ayuden a salvar una foto en el procesado de la misma: o sabes exponer y te sale la foto, o no sabes y no te sale. Por eso es interesante el tener también una cámara analógica de carrete (económica), ya que es una muy buena escuela, pero de eso hablaremos en otra ocasión.

Cuidado, no digo que haya que volver al carrete, en absoluto, las cámaras digitales tienen muchas ventajas, sobretodo a la hora de gestionar el procesado en color, algo que en la era del carrete era bastante complicado, pero no te obsesiones con megapíxeles y toda la parafernalia que rodea a la fotografía hoy en día. 

La Graflex Speed Graphic de Weegee La Graflex Speed Graphic de Weegee

El síndrome del megapíxel

¿Sueles imprimir tus fotos digitales? Porque si no lo haces, ¿para qué necesitas ya no 60, 40 o 30 megapíxeles sino ni tan siquiera 20? Para que te hagas una idea, con 12 megapíxeles imprimes nada menos que una foto tamaño A2 (594×420 mm). Y aquí tenemos lo que yo llamo "el síndrome del megapíxel" ya que muchos sólo se fijan en los megapíxeles que tiene una cámara a la hora de comprarla cuando más vale que la cámara tenga un buen rango dinámico ya que eso sí nos ayudará a salvar fotos que no estén bien expuestas, algo que no conseguiremos con una cantidad enorme de megapíxeles que lo único que harán es que agotes antes tu disco duro ya que cada fichero pesará mucho y, además, necesitarás invertir en un ordenador muy rápido para poderlas procesar con una cierta agilidad. Eso sí, tendrás una foto enoooorme que si no está bien expuesta, tendrás una enoooorme foto mala ya que no la podrás salvar por no tener un buen rango dinámico, como he dicho antes. Cuidado, no estoy diciendo que las cámaras que tienen muchos megapíxeles tengan un mal rango dinámico, hay cámaras que tienen las dos cosas, por supuesto. Lo digo sólo a modo de ejemplo.

La Nikon FM2 de Steve McCurry La Nikon FM2 de Steve McCurry

¿Burro grande, ande o no ande? Pues depende...

Sí que es cierto que un sensor grande rinde mejor que uno pequeño en condiciones de poca luz, sobretodo a igualdad de megapíxeles. Es decir, un sensor de formato completo de 20 megapíxeles gestionará muchísimo mejor el ruido que un APS-C con los mismos megapíxeles y ya no digamos con sensor micro 4/3. La explicación es física pura, a mayor tamaño de sensor, mayores serán los fotodiodos (los "ojos" que captan la luz) y, por tanto, mejor gestionará el ruido nuestra cámara. En términos generales, un sensor más grande recogerá más cantidad de luz.

No obstante, las cámaras con sensores de formato completo suelen ser más caras que las que tienen el sensor más pequeño. Por ello, si no te las puedes permitir no te preocupes en absoluto y trata de convertir las debilidades de la que tienes en fortalezas. Si genera ruido, aprovecha ese ruido a tu favor. Piensa cómo puedes darle la vuelta, no trates ya no de quitarlo sino que puedes hacer pruebas incluso potenciándolo. O bien investiga otras técnicas de disparo como la de disparar extremadamente lento para aprovechar la zona "buena" del sensor (donde menos ruido ofrece). Os sorprenderíais lo que se puede conseguir con la práctica. He llegado a clavar el foco con un 50mm disparando a ¡1/4 de segundo! Pero no sale a la primera, hace falta practicar y mucho pero los resultados son espectaculares o, cuanto menos, sorprendentes ya que no tienes que tirar de ISO. 

Como siempre, la reflexión y el ingenio sacarán lo mejor de ti fotográficamente. Siempre digo que  "la abundancia de opciones mata a la creatividad" y así me lo ha corroborado mi experiencia. Es más, un 90% de las veces suelo usar ópticas manuales que son más lentas y no aprovechan ni los puntos de enfoque ni la velocidad de enfoque de una cámara moderna pero me dan muchísimas otras satisfacciones ya que al ir "más lento" lo medito más y, por ende, el resultado también me suele gustar más. Recuerda, ninguno de los grandes de la fotografía soñaba ni siquiera con una cámara digital como las que teníamos no ya ahora, sino hace 20 años y, sin embargo, ahí están sus maravillosos archivos fotográficos. 

La Leica M3 de Henri Cartier-Bresson La Leica M3 de Henri Cartier-Bresson

Lo más importante: conoce tu cámara

Algo que veo habitualmente en mis talleres es gente que se compra el último modelo de cámara y no sólo no sabe cambiar los tipos de enfoque o los tipos de medición de luz sino que, además, los confunde. Por ello te aconsejo que conozcas tu cámara al dedillo, debes de saber cambiar cualquier parámetro sin pensar siquiera, automatízalo todo y úsalo cuando lo necesites. Conoce también sus fortalezas y debilidades y aprovecha estas últimas a tu favor en el ámbito creativo. Más vale que sepas usar al dedillo una cámara que tiene diez años que comprar una y no saber (ni aprender nunca) qué puede hacer y cómo.

Para acabar, te repito lo que digo siempre: ¡piensa! ¡reflexiona! Es lo más difícil de la fotografía y lo que te dará las mayores alegrías, independientemente de la cámara que tengas.

¡Hasta la semana que viene!

Sony A7RIV Sony A7RIV

Artículos relacionados

Aprender fotografía de fuentes incorrectas

02/06/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

Siempre he sido un defensor de la formación de calidad. Está muy bien ser autodidacta pero el problema de serlo es que no se tiene un aprendizaje estr...

Leer más
Aprender fotografía de fuentes incorrectas

Cómo empezar un proyecto fotográfico

19/04/2021 Carlos PermuyCarlos Permuy

Posiblemente hayas entrado en el mundo de la fotografía comprando una cámara digital y haciendo fotos con tus amigos, por tu ciudad, por el campo (fot...

Leer más
Cómo empezar un proyecto fotográfico